6 claves para hacer del marketing digital un aliado de su estrategia de comunicación

La forma en que las empresas dan a conocer sus servicios y productos ha evolucionado a lo largo de la historia. Desde la promoción de boca en boca, pasando por el volanteo, el perifoneo, e incluso la publicidad en medios tradicionales como revistas, radio o televisión. Pero con el cambio del milenio, y los avances del internet, surgió una nueva modalidad: el marketing digital.

Este implica utilizar los recursos y medios que nos ofrece el internet, como las páginas web, las redes sociales y los buscadores entre otros, tanto para dar a conocer o consolidar la imagen de nuestra empresa, como para potencializar las ventas de nuestros servicios y productos. Sin embargo es importante tener claro que el marketing digital es una parte de la estrategia general de mercadeo de la empresa, ya que complementa y se nutre de tácticas tradicionales de publicidad y relaciones públicas.

Algunas de las principales ventajas de las estrategias digitales son:

  1. Brindan mayor facilidad para atraer nuevos usuarios, y comunicar efectivamente el mensaje.
  2. Ofrecen la posibilidad de retroalimentación para conocer con mayor detalle nuestros públicos meta.
  3. Permiten la segmentación de públicos
  4. Muestran métricas y análisis de progreso.
  5. Cuentan con mayor flexibilidad para ajustar las estrategias.
  6. No es necesario hacer grandes inversiones, las estrategias se pueden planear según los recursos disponibles según la empresa.

Todas las empresas, sin importar su tamaño, servicio o producto, pueden beneficiarse de una presencia en línea estratégica. Sin embargo, para generar estrategias y campañas de marketing digital realmente efectivas es importante primero organizarse con los siguientes pasos:

  • Un Libro de Marca actualizado. Es importante que nuestra imagen como empresa sea consecuente con nuestros valores y mensajes claves. Además la consistencia gráfica de los materiales, como tarjetas de presentación, artes en redes, página web, membretes, firmas de correo y otros, reflejan el profesionalismo de la empresa.
  • Una página web ágil, llamativa y completa. Es importante entender que en la mayoría de los casos el fin último de la pauta digital es dirigir usuarios a nuestra página, y esta debe de ser estéticamente atractiva, pero también debe de contar con una navegación intuitiva y sencilla.
  • Redes sociales alineadas gráficamente y estratégicamente. Estas nos permiten crear una comunidad que interactúa con la marca, y es importante tener claros los mensajes claves y las respuestas frecuentes para darle a los consumidores el trato personalizados que se espera hoy en día.
  • Incursionar en opciones de e-Commerce. Si el producto o servicio lo permite, el comercio en línea es una excelente opción para incrementar ventas y acercar nuevos clientes.
  • Trabajar el posicionamiento en motores de búsqueda. También llamado SEO (Search Engine Optimization), cuyo objetivo es que cuando alguien busque en línea un producto o servicio que vende la empresa, el sitio web quede en los primeros resultados de búsqueda.
  • Usar las herramientas de publicidad en línea y e-mail marketing. La mayoría de las herramientas para esto son bastante sencillas de utilizar, pero lo más importante es que nos permiten darle seguimiento a la interacción de nuestro público con los mensajes.

Hoy en día, la presencia digital de una empresa es un factor decisivo en su éxito comercial y de posicionamiento. En Próxima somos especialistas en guiar a nuestros clientes para incluir el marketing digital en sus estrategias de mercadeo y comunicación y contamos con alianzas estratégicas con expertos en SEO y marketing digital para rentabilizar la inversión digital.