Un trabajo con Feliquilibrio

Un trabajo con Feliquilibrio

Un trabajo con Feliquilibrio

7:30 am en la autopista General Cañas: una larga fila de carros se mueven lentamente hacia San José. Miles de personas van de camino al trabajo, y varios de ellos llevan 40 minutos o más de camino. Un choque entre un bus y un carro provoca más embotellamiento y todos esos conductores, ya notablemente estresados, llegarán inevitablemente tarde a su oficina.

Mientras tanto en mi casa, acabo de regresar de correr y me hago un café mientras comienzo a revisar algunos correos de trabajo y a intercambiar mensajes en el grupo de Whatsapp de Próxima, en el que nos saludamos y revisamos pendientes del día.

No me cabe duda cuál de las dos situaciones eligirían muchos trabajadores, pero la pregunta es ¿por qué no es la opción que eligen la mayoría de organizaciones? El teletrabajo ciertamente representa un reto para las empresas y requiere de una cultura organizacional y una visión de negocio clara. Además, para que sea exitoso, necesita que todo el equipo comparta los mismos valores.

En nuestra agencia hicimos el ejercicio reciente de re-preguntarnos ¿cuáles son esos valores que compartimos como equipo? Comenzamos a compartir ideas y terminamos por inventar palabras que reflejaran lo que hacemos en nuestro trabajo diario: transgredir un poco lo tradicional y e inventar nuevas formas de comunicar.

Así fue como nacieron los 3 valores que compartimos a continuación:

  • Creatibertad: creatividad con libertad, es decir, no tener miedo a compartir las ideas, a crear, a hacer algo que nunca se ha hecho, a proponer un proyecto nuevo o a ser los primeros en algo, como ser la primera agencia Carbono Neutral, o ser la primera agencia en el país que tiene modalidad de 100% teletrabajo.
  • Feliquilibrio: felicidad y equilibrio, una mezcla de lo que buscamos en nuestro trabajo y en nuestra vida personal. Somos felices haciendo lo que nos gusta y desarrollando proyectos exitosos para nuestros clientes. Sin embargo, el trabajo no es todo en la vida, también tenemos intereses personales, familias, hijos, mascotas y viajes. Eso nos hace mejores personas y mejores colaboradores.
  • Comprofianza: compromiso y confianza. Trabajar desde la casa implica no tener un jefe que esté viendo lo que uno hace, y precisa de una administración del tiempo por nuestra propia cuenta. Para que haya confianza en el equipo, tiene que haber también compromiso en los proyectos, con nuestros clientes y con nuestros compañeros de trabajo

¿Y cómo se ponen en práctica los valores? Teniéndolos presentes todos los días en las decisiones cotidianas y las experiencias, que queremos compartir con ustedes en este blog.

Por eso a partir de hoy 29 de febrero y una vez al mes, cada uno de nosotros va a escribir desde sus proyectos y aprendizajes y cómo vivimos los valores en Próxima, una empresa con Feliquilbrio.

– Shirley Malespín