PRONOKAL – Un estudio español demuestra que la dieta cetogénica es 5 veces más efectiva en preservar la masa muscular que la dieta hipocalórica

  • Se trata del Estudio CetoPnK, el primero que analiza los efectos en la composición corporal y fuerza muscular obtenidos tras perder peso con una dieta cetogénica baja en grasas (Método PnK) en pacientes obesos y usando tres métodos de estimación estandarizados y validados: DXA, MF-BIA y ADP.
  • La dieta cetogénica, desarrollada según el Método PnK, consigue pérdida de peso de calidad, ya que, por cada 20 kg de peso perdido, tan solo 1 kg sea de masa muscular, mientras con la dieta hipocalórica, el 25% del peso perdido corresponde a masa magra[1]; ésta es responsable del nivel de funcionalidad del paciente, del gasto metabólico y uno de los responsables de la recuperación del peso.

¿Sigue siendo la dieta hipocalórica la mejor opción para acabar con la obesidad? Resultados de un estudio español, recientemente publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism (JCEM), muestran cómo la dieta cetogénica (baja en carbohidratos y grasas), realizada con base en una metodología de pérdida de peso llamada Método PnK, consigue preservar la masa muscular: por cada 20 kg de peso perdidos de media, solo 1 kg (un 5%) es de masa muscular.   Este régimen alimentario provoca que el cuerpo entre en estado de “cetosis”, un proceso metabólico con el cual el cuerpo utiliza la grasa acumulada para transformarla en energía.

Una alimentación especializada

El Método PnK® se basa en el consumo de preparados con una fórmula exclusiva (ProteinDHA) que combina proteínas de alto valor biológico y DHA (ácidos grasos esenciales de la serie Omega 3). Cada tipo de producto contiene 15 gr de proteína y se deben llevar a cabo 5 ingestas para alcanzar los 75 gramos diarios, en combinación con una larga lista de verduras. En Costa Rica se ofrece un espectro de 25 productos con diferentes texturas y sabores que facilitarán el proceso de pérdida de peso con una dieta de gusto variado. A medida que los pacientes avancen en el tratamiento se pasará a consumir menos producto proteinado y se introducirán el resto de grupos alimentarios hasta terminar el tratamiento, en el tiempo definido por el médico tratante.

Se trata del Estudio CetoPnK, el primero que analiza los efectos en la composición corporal y fuerza muscular obtenidos tras perder peso con una dieta cetogénica baja en grasas (como el Método PnK) en pacientes obesos y usando tres métodos de estimación estandarizados y validados: DXA, MF-BIA y ADP.

Según estos nuevos datos, la dieta cetogénica, resulta 5 veces más eficaz en la preservación de la masa muscular frente a la dieta hipocalórica, pues solo el 5% del peso perdido con la primera corresponde a masa magra, frente al 25% de la hipocalórica (es decir, baja en calorías). Ésta es responsable del nivel de funcionalidad del paciente, del gasto metabólico –la energía que gasta el organismo para funcionar- y uno de los factores responsables a tener en cuenta también para evitar la recuperación del peso.

Según el Dr. Mauricio Barahona, presidente del Instituto Costarricense de Metabolismo y Nutrición, estos hallazgos son de gran importancia para un país como Costa Rica, ya que según datos del Ministerio de Salud la obesidad se cuadruplicó en los últimos 40 años, pasando de un 6,3% de la población en 1975 a un 23,7% en el 2014.  En la actualidad, de las mujeres entre los 20 y los 45 años, 67% tienen sobrepeso o son obesas, mientras para el mismo perfil demográfico, pero en hombres, al menos 40% son obesos o con sobrepeso. Los números son peores en cuanto aumenta la edad de los pobladores.

El estudio fue realizado en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela y coordinado por el Dr. Felipe Casanueva, ex presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición de dicho hospital. En palabras del Dr. Casanueva, “ante estos datos, la vieja idea de que hay que tener cuidado con las dietas muy bajas en calorías debe ser reevaluada. Los resultados nos están demostrando que tenemos una herramienta terapéutica muy eficaz para tratar la obesidad, con una bajísima tasa de efectos secundarios o muy similar a la que tiene la dieta hipocalórica.” Y es que, en la pérdida de peso, es muy importante analizar la calidad de los kilos perdidos, ya que lo que se busca es maximizar la pérdida de grasa, preservando al máximo la masa muscular. Por ello, conseguir esa ratio de 20:1 indica una elevada calidad de pérdida de peso.

Una pérdida de peso de calidad, a tres niveles

El Estudio CetoPnK, promovido por PronoKal Group®, multinacional española especializada en tratamientos médicos de pérdida de peso y programas de mejora de la salud, muestra que la dieta cetogénica baja en grasas estudiada (Método PnK®) consiguió un descenso importante y rápido de peso en los pacientes, alrededor de 20,8 kg en solo 4 meses, llegando a conseguir una reducción del 40% de la masa grasa inicial presente en el organismo. Además, la pérdida de peso con esta dieta cetogénica baja en grasas tiene una mayor especificidad por la grasa visceral, y por tanto, ofrece una mayor calidad de pérdida de peso, pues los pacientes en estudio logran una pérdida del 56% de la grasa visceral inicial. Una cifra muy alentadora y de repercusiones muy positivas en la salud de los pacientes si tenemos en cuenta la implicación directa de esta grasa localizada en el abdomen con otras complicaciones cardiometabólicas.

Por otra parte, la masa muscular esquelética se mantuvo a lo largo del tiempo y no se vio afectada por esa reducción importante de peso. Como consecuencia, se evidenció un mantenimiento de la fuerza de los sujetos medida por dinamómetro manual, e incluso un ligero aumento de la fuerza prensil, respecto al inicial, durante la etapa de cetosis, lo que podría interpretarse como un aumento en la funcionalidad de estos individuos.

Tres métodos de estimación estandarizados y validados, que coinciden

Lo más innovador de este estudio no son solo los excelentes resultados obtenidos con el Método PnK® -tratamiento de pérdida de peso que lucha contra la lipoinflamación para evitar la recuperación del peso- sino el hecho de que para llevarlo a cabo se han utilizado tres técnicas estimativas de alta complejidad, y sus resultados coinciden. Por un lado, se ha utilizado la densitometría DEXA. Mediante rayos X de energía dual, permite discernir la diferente atenuación de los diferentes tejidos: hueso, masa grasa y masa magra. Así se pueden cuantificar y diferenciar los diferentes tejidos y distribución de la masa corporal basándose en su densidad y contenido en minerales.

Por otro, se ha utilizado la BIA (Bioelectrical Impedance Analysis) o bioimpedancia, una técnica con la cual se evalúa la capacidad de los tejidos de presentar una resistencia al paso de la corriente eléctrica y así, se asignan valores cuantitativos a los distintos componentes corporales, cuya suma es igual al peso del paciente.

Por último, se ha usado la pletismografía por desplazamiento de aire. Ésta consiste en entrar en una cámara sellada que mide el volumen corporal por el desplazamiento de aire en la cámara. El volumen corporal es combinado con el peso corporal (masa), a fin de determinar la densidad del cuerpo.  Desde la más compleja (pletismografía), hasta la técnica de uso más extendido entre los endocrinos (BIA), las tres confirman los mismos resultados a nivel de análisis de la composición corporal.

Puede acceder al abstract del artículo “Body composition changes after very low-calorie-ketogenic diet in obesity evaluated by three standardized methods” en el siguiente link: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27754807

Acerca del Método PnK®- www.metodopnk.com/cri

El Método PnK® es el único método de pérdida de peso que actúa nivel celular para la no recuperación del peso, resolviendo la lipoinflamación. Creado en 2014 por PronoKal Group®, empresa multinacional de origen español, este método pone a disposición del paciente un innovador protocolo orientado en todas sus partes a resolver la lipoinflamación y con ello, a evitar que el paciente recupere el peso perdido. Para lograrlo, el paciente cuenta con un equipo formado por distintos especialistas liderado por un Médico-Motivador, formado específicamente en el método, y una Nutricionista o Dietista-Coach.

[1] Obes Fact 2012;5:460-483