POZUELO – Planta de producción de Pozuelo es carbono neutral

  • Inversiones en tecnologías más eficientes y cambios en producción permitieron a la empresa bajar sus emisiones en casi un 20% en diez años.
  • Norma de Carbono Neutralidad es ahora parte del sistema de gestión ambiental de Pozuelo.

 Como las buenas noticias nunca llegan solas, ayer 20 de Febrero, en la celebración de sus 100 años, Compañía de Galletas Pozuelo recibió la certificación de Planta Carbono Neutral, de manos del Ministro de Coordinación y Enlace con el Sector Privado, André Garnier. En un espacio donde la gratitud por los 100 años vividos, y la esperanza por los próximos que vendrán, la Compañía reafirmó su compromiso de aportar al medio ambiente, en esta ocasión por medio de la reducción de emisiones, y contribuir de esta manera a tener un país cada día más próspero.

Mejoras tecnológicas en hornos, ajustes en horarios de producción y el control de emisiones de gases refrigerantes fueron tres de las acciones que impulsó la empresa Pozuelo para lograr que su planta de producción alcanzara la certificación de Carbono Neutralidad.

La certificación se circunscribe a la planta de producción que implica desde la recepción de materias primas, empaque y manufactura. En este punto, según explicó Adrián Roda, Gerente de Calidad y Sostenibilidad de Pozuelo, es donde la empresa genera sus mayores emisiones directas de CO2 a la atmósfera.

Esta certificación es el resultado de un trabajo que iniciamos años atrás, en el que hemos medido rigurosamente nuestras emisiones y hemos tomado acciones para reducirlas. Hoy podemos decir que comparativamente, nuestra planta productiva ha reducido en un 19,5% sus emisiones por tonelada producida con respecto al 2010”, explicó Roda.

En el 2010, fecha en que arrancaron los esfuerzos de Pozuelo hacia la carbono neutralidad, la empresa emitía a la atmósfera 210 kg de CO2 por tonelada producida, en el 2018 emite 169 Kg de CO2 por tonelada producida; estas emisiones, a su vez, son compensadas con el Pago de Servicios Ambientales a través del Fondo de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), lo que implica por parte de la industria una inversión cercana a los 60 mil dólares que van directo a proyectos de conservación de tierras que secuestran carbono.

Roda explicó que, de ahora en adelante la norma de carbono neutralidad forma parte del Sistema Integrado de Gestión de Pozuelo, por lo que la empresa debe ir introduciendo con el tiempo mejoras para ser cada vez más efectivos en cuanto a la disminución de emisiones de carbono. “En la próxima certificación 2020 aspiramos a reducir aún más este indicador, por lo menos a un 20% menos de emisiones tomando como base nuestro referente del 2010”, precisó.

Acciones clave, proyectos concretos

Las emisiones directas de CO2 de la planta productiva de Pozuelo son originadas principalmente por el uso de gas LPG empleado en los hornos, por esta razón uno de los proyectos en los que invirtió la compañía fue en la sustitución tecnológica de tres hornos que fueran más eficientes desde el punto de vista energético. Por otra parte, también se trabajó en aumentar la eficiencia de la caldera.

La empresa también impulsó mejoras en los sistemas de gas comprimido, no solo para hacer más eficiente el uso de energía, sino para evitar al máximo el escape de gases a la atmósfera.

Uno de los proyectos más importantes fue un cambio en la jornada laboral, esto porque, anteriormente, la línea de producción estaba programaba de las 6 de la mañana a las 10 de la noche, eso requería encender los hornos a las 4 de mañana generando dos horas de desperdicio energético mientras se calentaban, con el nuevo horario productivo esta condición se ha eliminado por lo que no hay desperdicio ya que los hornos se mantienen prácticamente encendidos siempre.

Otras acciones implicaron la instalación de 224 paneles solares y la sustitución de iluminación por tecnología LED más eficiente.

Por su parte, Nathalia Vélez, Directora de Innovación y Sostenibilidad de Pozuelo, explicó que este logro de la empresa se encuentra alineado al modelo de gestión de sostenibilidad de la Compañía, llamado “Construyendo Juntos”. “Este programa tiene como una de sus 6 prioridades estratégicas la reducción del impacto ambiental de nuestras operaciones y productos. Como respuesta a este objetivo, desarrollamos la estrategia para la certificación de Carbono Neutralidad de nuestra planta de producción”, señaló Vélez.

Quien se encargó de verificar el reporte de emisiones brindado por Pozuelo fue el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO), mientras que la certificación de Carbono Neutralidad fue brindada por el Programa País de Carbono Neutralidad, a través del MINAE.

Después del proceso se han identificado áreas de mejora, hacer este inventario nos ayudó a tener información para impulsar aún más la eficiencia energética en hornos, la reducción del consumo de gas LPG y esforzarnos en la optimización del uso de la energía y la prevención de fugas de gases refrigerantes”, indicó Roda.

Por su parte, Nathalia Vélez, señaló que “si bien nuestras acciones en materia de sostenibilidad ambiental se extienden también a aspectos como la reducción del consumo de agua y energía, o la reducción de generación de residuos o la implementación del ecodiseño en nuestras líneas de producción y empaque; cierto es que le hemos dado una gran relevancia a la disminución de gases de efecto invernadero. A esta tarea hemos dedicado recursos humanos -técnicos y especialistas en el tema- así como recursos económicos tanto para la mitigación como para la compensación de emisiones. Este ha sido un trabajo que ha implicado muchos comités de trabajo activos para alcanzar esta meta que ya forma parte de la cultura organizacional de la empresa”.

Acerca de Pozuelo:

Desde su creación en 1919 y en la celebración de sus 100 años, Compañía de Galletas Pozuelo es una empresa que contribuye con el bienestar de todas aquellas personas que de una u otra forma se vinculan con la industria alimentaria, trabajando con pasión, confiabilidad e innovación para propiciar momentos de sabor y felicidad que satisfagan las necesidades de sus clientes, consumidores y compradores.

Con su gente alegre, talentosa y apasionada, logran un crecimiento rentable, calidad de vida y desarrollo sostenible.