Limonada de buena comunicación

Tiempo de lectura: 2 minutos
Escrito por: Tiffany Quirós

Las redes sociales, manejadas profesionalmente, están en capacidad de crear comunidades solidarias, informadas y bien intencionadas.

Vamos a los números: una red social como Facebook reporta más de 2200 millones de usuarios activos al mes. Un volumen de uso de tal escala deja en claro que es una herramienta de comunicación digital tan robusta que, es casi seguro, está en capacidad de satisfacer cualquier facilidad de comunicación entre las personas.

Estamos hablando de una poderosísima plataforma tecnológica, gratuita, que, con una adecuada estrategia, es una potencial aliada para fortalecer no solo las relaciones entre las empresas y sus públicos externos, si no también con sus colaboradores. Es posible y muy efectivo aprovechar el crecimiento de las redes sociales  para transmitir la cultura y los valores internos. Ya lo dice el adagio: “si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada”

¿Qué hace a las redes sociales tan efectivas frente a otros sistemas como, por ejemplo, una intranet empresarial? Es el hecho de que hablan directamente al oído de las personas, se acercan algorítmicamente a sus intereses para captar su atención y además son herramientas muy flexibles que evolucionan con la tecnología. Su versatilidad además abre un gran espacio a la creatividad en un entorno relajado y de confianza para las personas.

Con base en nuestra experiencia, y el trabajo que realizamos para algunos de nuestros clientes, le compartimos una serie de consejos para aprovechar las redes sociales para complementar su estrategia de comunicación interna:

  • Conozca a su público: dedique tiempo a entender sus gustos y preferencias. Este trabajo le ayudará a crear contenido de valor para ellos, un contenido que realmente se ajuste a las expectativas y necesidades de ellos. Para esto se puede aprovechar las herramientas que nos da Facebook como las estadísticas y a partir de eso, crear un perfil donde se determinen puntos clave de la personalidad del público que nos ayuden a entenderlo, analizar un día en la vida de una persona que se ajuste al perfil, observar cómo interactúa en sus redes sociales y en la oficina con sus compañeros. También podría realizar un focus group o una encuesta; esto le permitirá evaluar la percepción y los intereses del grupo y podrá brindarles contenido que útil para sus vidas.
  • Pequeñas y significativas acciones: Lo sencillo funciona, no se requiere un presupuesto enorme para dinamizar una comunidad digital. Para lograr un buen nivel de interacción y participación ofrecer un premio caro puede ser útil, pero también hay salidas menos costosas y muy efectivas. Lo que influye en las personas para participar no reside tanto en la ganancia como en la motivación para ser parte. Por eso, es mejor facilitarle las cosas a la comunidad e incentivarlos a compartir algo simple pero significativo para ellos: una fotografía, un video, una opinión, una experiencia personal, un consejo, o alguna recomendación profesional.
  • Apele a las emociones: Los seres humanos somos cocteles de emociones, ayude a las personas a liberar las hormonas de la felicidad, endorfinas, dopaminas, serotoninas y oxitocinas pueden liberarse con contenidos que les lleguen emocionalmente y con los cuales se logren identificar. De esta manera, las personas interactuarán por el simple hecho de sentirse felices de ser parte de algo positivo.
  • Las personas son importantes, hágaselos saber: Una de las situaciones más críticas para la productividad y desempeño de los colaboradores es sentirse únicamente parte de una maquinaria productiva y perder el entusiasmo por su trabajo. La solución es relativamente simple, escuche lo que tienen que decir desde sus muros e interacciones, evalúe cuán identificados se sienten con su trabajo y conozca dónde ellos creen que pueden aportar más valor. Escuchar y realimentar es una valiosa práctica para decirle al colaborador “usted es fundamental para esta empresa”.

Es vital dejar en manos de profesionales la gestión de sus redes sociales, para transmitir los mensajes correctos en el momento adecuado.

En Próxima desarrollamos estrategias de comunicación interna con creatibertad para ayudar a las empresas a conectarse con su recurso más importante: sus colaboradores.