Industrias reducen el consumo de agua en Costa Rica

  • Cosechar agua, adquirir tecnologías para aumentar la eficiencia hídrica, invertir en investigación y desarrollo y avocarse a certificar la “agua neutralidad” son parte de las estrategias de negocio de empresas como FIFCO y Florex para aumentar su sostenibilidad.

Durante el 2017 la planta de Cerveza de FIFCO redujo su consumo de agua en 15% con respecto al año anterior. Esta acción está amparada en una sombrilla mayor de responsabilidad social empresarial en la que las buenas prácticas para la gestión eficiente del agua y la energía son parte de una estrategia de la empresa para impactar positivamente sobre la sostenibilidad ambiental de su negocio.

A unos kilómetros de distancia, en San Ramón de Alajuela, la empresa de productos ecológicos de limpieza Florex, redujo de un año a otro su consumo de agua en prácticamente un 20% y para lograrlo impulsó una serie de esfuerzos de concientización entre el personal, incorporó buenas prácticas de manufactura, reformuló productos, e impulsó un proceso de mejora continua para fomentar el máximo aprovechamiento posible de cada gota de agua consumida por la empresa.

Como explica Gisela Sánchez, Directora de Relaciones Corporativas de FIFCO: “la celebración del Día Mundial del Agua, este 22 de marzo, abre una ventana especial para reflexionar sobre nuestra huella hídrica, como seres humanos y como industrias. En este sentido, FIFCO y sus marcas tienen un compromiso y metas claras en el tema. Por ejemplo, Imperial el año pasado fue la primera cerveza “Agua positivo” del mundo, es decir, que compensa más agua de la que utiliza.

La meta de FIFCO es continuamente reducir su consumo hídrico anual; así como la cantidad de agua necesaria para elaborar sus productos y Florex comparte también esta visión. Ambas empresas tienen claro que el monitoreo y evaluación constante del uso del agua es clave para la mejora.

Por ejemplo, Florex rastrea permanentemente los puntos que presentan mayores consumos de agua. Anualmente la empresa mantiene una meta de reducción del 27.5% con relación al año base y se dispone de 7 hidrómetros que controlan permanentemente el consumo.

Sensibilizar para el cambio

Para Silvia Chaves, Vicepresidente de Florex, crear conciencia entre los colaboradores es también un proceso clave en la reducción permanente de la huella hídrica de las empresas ya que son los trabajadores quienes afianzan los procesos, de aquí que la empresa está constantemente brindando información a sus trabajadores para mejorar su desempeño y compromiso en este aspecto.

En igual sentido, en FIFCO, gracias a proyectos internos para concienzar sobre el uso racional del agua, su reutilización y reciclaje, la empresa logró bajar en un millón de hectolitros el consumo de agua de un año a otro (2016-2017).

Estrategias para cuidar el agua

Una de las formas en que Florex ha logrado reducir su consumo de agua ha sido a través del diseño y producción de productos concentrados, y de estrategias de reutilización del recurso en labores adicionales.

Por su parte, en FIFCO, ha detectado que la mayor huella hídrica de sus productos reside en la cadena de valor, particularmente la obtención y manufactura de las materias primas, envases y embalajes. Es por esta razón que la empresa ha tomado su principal marca de cerveza, Imperial, y ha aplicado un proceso de medición, reducción, compensación hídrica y adición de valor positivo en la cadena de producción hasta lograr que la marca se certificara como la primera cerveza agua positiva del mundo.

A parte de esto, desde el 2012 a través del proyecto “Agua Neutral”, las operaciones de bebidas, alimentos y panificación de FIFCO han alcanzado esta categoría de gestión hídrica  mientras que el resto de las líneas de negocio se encuentran en proceso de llegar a este hito mediante la reducción paulatina de su consumo hídrico.

Igualmente, en su planta en San Ramón, Florex ha desarrollado un sistema para la captación de agua de lluvia para utilizarla en diversos procesos internos como en el lavado de envases, el riego de zonas verdes, el lavado del exterior de las instalaciones, el lavado de vehículos, y las obras de infraestructura, entre otros.

El ejemplo de Florex y Fifco demuestra que cuando la visión detrás de la gestión del recurso hídrico es hacer un uso sustentable de él, la constante medición, las labores de concienzación y la generación de buenas prácticas construyen un camino hacia la optimización de su uso en un contexto ambiental en el que cada vez es más necesaria su constante protección.

Tanques para el almacenamiento de agua de lluvia

Cosechar agua de lluvia reduce la presión sobre el consumo de agua potable en tareas generales como el lavado y la limpieza industrial que no requiere condiciones de asepsia.