FIFCO – FIFCO Costa Rica es la primera empresa de consumo masivo en ser Carbono Positivo

Planta Carbono Positivo.

  • Reducciones y compensaciones de huella de Carbono son mayores que las emisiones, por lo que la compañía alcanza una condición positiva a favor del ambiente.
  • La empresa ha invertido más de 16 millones de dólares en su agenda ambiental desde el 2012 para la medición, reducción, compensación de sus huellas ambientales y la generación de valor ambiental positivo.

FIFCO Costa Rica es la primera empresa grande de manufactura y distribución de productos de consumo masivo de compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero por encima de la condición de neutralidad, por lo que adquirió la condición de “Carbono Positivo”. Adicionalmente es una de las organizaciones que mayores reducciones ha registrado en el marco del Programa País de Carbono Neutralidad.

La declaración incluye las cuatro plantas de manufactura (Planta de Cerveza, Planta PEPSI, Planta Cristal y Planta de Reciclaje), los 10 centros de distribución, las instalaciones administrativas de Florida Bebidas en Llorente de Flores y la de Vinos y Destilados en Tibás, así como las instalaciones y operaciones de Servicios de Comercialización en El Coyol de Alajuela. También dentro del alcance se incluye la flota vehicular y la operación de distribución de productos en todo el territorio nacional, así como la planta de producción de Musmanni y el Westin Resort & Spa, Playa Conchal.

Se redujeron un total de 12.495 toneladas de CO2 equivalente desde el 2011.

Como siguiente paso se compensaron un total de 49 mil toneladas de Carbono para mitigar la huella de 40.762 toneladas; es decir 8.238 por encima de la condición de neutralidad, lo que equivale a un 20% de carbono fijado versus emitido a la atmósfera.

¿Qué es ser Carbono Positivo? 

La empresa obtuvo recientemente la certificación de Carbono Neutralidad después de someterse al proceso de auditoría por parte de INTECO y la verificación de la Dirección de Cambio Climático del MINAE, no obstante, las reducciones y compensaciones presentadas son mayores que la huella generada. “Esto quiere decir que no solo se tiene una huella de Carbono neta de cero, sino que además realizamos esfuerzos adicionales para fijar más carbono y así generar un efecto positivo en el medio ambiente”, indicó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de FIFCO. “Esto incluye toda nuestra cadena directa de valor en Costa Rica, es decir, desde la recepción de materias primas y su almacenamiento, la manufactura, el almacenamiento del producto terminado y su distribución hasta el punto de venta” añadió.

El reto de las empresas está en la reducción

Para lograr la condición de Carbono Positivo se deben seguir una serie de 4 etapas: medición, reducción, compensación y la generación de valor positivo por encima de la condición de equilibrio. La que más representa un reto para cualquier compañía es la reducción pues se requiere de cambios significativos dentro de las operaciones a nivel de insumos, procesos, tecnología y la sensibilización de los colaboradores en cuanto a temas ambientales. En los 6 últimos años destacan las siguientes iniciativas:

  • Reducción en el consumo de bunker, gas y diésel
  • Reducción y mayor eficiencia en el consumo de energía eléctrica
  • Uso de energía solar (termosolar y fotovoltáica)
  • Manejo y control de los gases refrigerantes
  • Mayor eficiencia en la distribución de los productos a través de planeamiento de rutas más eficientes
  • Reducción en los desechos sólidos enviados al relleno sanitario

La compensación de la huella se realizó a través de la adquisición de créditos de carbono con los cuales se financian proyectos de energía renovable en Costa Rica, específicamente en un proyecto eólico en la provincia de Guanacaste

“La empresa ha invertido desde el 2012 más de 16 millones de dólares en su agenda ambiental, pero este importante logro de ser Carbono Positivo trasciende nuestra dimensión económica. Nos convierte en una organización más competitiva y diferenciada de cara a nuestros competidores al poder ofrecer productos en el mercado que tiene una huella ambiental mucho menor, a la altura de las nuevas tendencias y preferencias de los consumidores que cada vez exigen de las compañías un mejor desempeño y responsabilidad” finalizó Gisela Sánchez.